Prevención del Cáncer de Hígado
 
 En muchos casos no es posible prevenir el desarrollo de cáncer del hígado procedente de otro sitio (metástasis hepática), como tampoco prevenir el cáncer originado en el mismo hígado (cáncer primario).   Pero puedes reducir  considerablemente el riesgo si te proteges contra las hepatitis B y C, cirrosis y otras enfermedades del hígado.
  • Vacúnate  La manera más efectiva de prevenir la hepatitis B es recibiendo la vacuna contra la hepatitis B, que protege en más del 90% a adultos y niños.  La protección dura años, incluso de por vida.  La vacuna puede ser administrada a casi cualquier persona, incluyendo niños, adltos mayores y aquéllos con compromiso de su sistema inmune.  Los niños suelen recibir la vacuna durante el primer año de vida –generalmente a los 2, 4 y 9 meses de edad-.
  • Adopta medidas para prevenir la hepatitis C  Debido a que todavía no se ha podido desarrollar una vacuna efectiva contra la hepatitis C, las siguientes medidas pueden ser efectivas para protegerte:
  •  
    • Edúcate a ti mismo(a) y a los demás  Debes entender qué es la hepatitis viral y cómo se transmite.
    • Conoce el estado de salud de cualquier compañero(a) sexual  No practiques sexo no protegido a menos que estés completamente seguro de que tu compañero(a) no está infectado(a) con virus de la hepatitis B, virus de la hepatitis C o cualquier enfermedad transmitida sexualmente.  Si desconoces el estado de salud de tu compañero(a), usa un condón de látex nuevo cada vez que tengas sexo anal o vaginal.  Si no dispones de un condón masculino, utiliza un condón femenino.
    • No utilices drogas por vía intravenosa, pero si lo haces, usa una aguja limpia.  La mejor manera de protegerse contra el virus de la hepatitis C es no inyectándose drugas, pero si lo haces, asegúrate que la aguja esté estéril y no la compartas.  Este tipo de contaminación es responsable de la mitad de todos los casos nuevos de hepatitis C.
    • Evita las perforaciones y el tatuaje corporales  Utilizan agujas que si no están debidamente esterilizadas puede propagar el virus.
    • Sé cauteloso con las transfusiones sanguíneas  Escoge bancos de sangre debidamente avalados.
  • Evita o limita el alcohol  El alcohol acelera la progresión de cualquier enfermedad hepática existente y es la causa principal de cirrosis –una condición clave para el desarrollo de cáncer hepático primario-.
  • Evita medicamentos que causen daño al hígado  Existen numerosos medicamentos que pueden causar daño al hígado.  Consulte a su médico sobre las que está tomando o ante nuevas prescripciones.  Una combinación muy dañina al hígado es combinar alcohol con acetaminofén (Tylenol, Winasorb,..).
  • Evite exposición a toxinas ambientales  Tu hígado filtra cualquier sustancia que ingieres, inhalas o aplicas sobre tu piel.  Por esa razón evita exposición innecesaria de químicos.
Para citas y consultas llama a este número:
809 685 7520
Inicio    |    Procedimientos    |    Prevención y Salud     |    Preguntas Frecuentes    |    Info in English     |    Contacto    |    Antes y Después